GALERIA SUB 20

  • Foto1
  • Foto2
  • Foto3
  • Foto4
  • Foto5
  • Foto6
  • Foto7
  • Foto8

    Sergio Ramos aumenta su leyenda de salvavidas del Real Madrid

    Sergio Ramos sigue agrandando su leyenda como salvavidas del Real Madrid. El central de Camas volvió a aparecer, y no en un momento cualquiera, sino cuando el equipo más le necesitaba y la sombra de un pinchazo se cernía sobre el Santiago Bernabéu. Para colmo, en el día menos indicado por el pinchazo del Barcelona.

    Pero para estas ocasiones, está Sergio Ramos. Y es que el capitán madridista ha anotado desde la final de Lisboa ante el Atlético de Madrid en 2014 nada menos que 19 goles (de un total de 22) cuando su equipo empataba o perdía. Ramos se ha destapado en los últimos tiempos como todo un seguro de vida en momentos críticos, esos que diferencian a los mejores.

    En Lisboa comenzó un recorrido de goles heroicos que parece no tener fin. En el apartado de finales, el primero tras Lisboa fue en el Mundialito de Clubes de 2014. El Real Madrid empataba sin goles contra San Lorenzo hasta que Ramos abrió el marcador. Repitió en final de Champions de 2016 y contra el mismo rival, el Atlético de Madrid. El encuentro estaba igualado y de nuevo Ramos abrió la lata. Siguió en la Supercopa de Europa. El conjunto de Zidane tenía el título prácticamente perdido con 1-2 en el marcador...pero la cabeza de Sergio Ramos apareció una vez más para empatar el partido.

    Esta temporada está siendo la más productiva en la faceta goleadora para el defensor: suma diez goles. Los más célebres han sido sin duda, como era de esperar, cuando su equipo mostraba un resultado adverso. Destaca el gol contra el Villarreal, que significó el empate cuando el equipo perdía 0-1 en el Santiago Bernabéu y especialmente el 1-1 en el Camp Nou. El Madrid estaba a punto de volverse a casa de vacío...pero de nuevo apareció él. Ocurría lo mismo contra el Deportivo de La Coruña. El Madrid estaba cerca de tropezar en casa. Ramos lo evitó y anotó el gol de la victoria en el descuento. En Nápoles, otra aparición más. El Real Madrid perdía 1-0 tras una floja primera parte y con todo un estadio como San Paolo apretando en busca de la remontada. Apareció Ramos y se acabó. Siempre aparece.

    Fuente: AS