GALERIA SUB 20

  • Foto1
  • Foto2
  • Foto3
  • Foto4
  • Foto5
  • Foto6
  • Foto7
  • Foto8

    Icardi lidera la remontada del Inter en el Olímpico de Roma

    El Inter asaltó el Olímpico con un 1-3 al Roma que parecía imposible tras el primer tiempo del partido. En una noche de primeras veces en el estadio romano (Totti en las gradas como directivo, De Rossi único capitán, Di Francesco en el banquillo, Spalletti que volvía como rival...), los dos conjuntos protagonizaron un enfrentamiento intenso, pero el premio se lo llevaron los nerazzurri gracias sobre todo a la efectividad delante de la portería de Icardi y a una última media hora memorable.

    Los giallorossi jugaron una gran primera mitad, empujados por sus tifosi y empezando a mostrar el juego ofensivo que quiere Di Francesco. Tras un cuarto de hora desatascó el partido Dzeko, que controló un balón con el pecho en el área y batió a Handanovic con un derechazo. La asistencia, perfecta, fue de Nainggolan que antes del descanso golpeó el palo con un latigazo de los suyos. Era el segundo: con el 0-0 en el marcador, también Kolarov remató el balón a la madera tras un córner.

    En la reanudación hasta llegó el tercero: en el 65' Perotti con un improviso y poderoso chut completó el desafortunado hat-trick local con los postes. Con un gol de ventaja y tres palos golpeados, el Roma se sentía, legítimamente, dueño del partido. Lo fue hasta que se despertó Icardi.

    En el 67' un error de Juan Jesus habilitó a Candreva, cuya asistencia llegó al argentino, que fulminó a Alisson con su pie derecho. Una primera vez más: el punta nunca había marcado goles en el Olímpico. Diez minutos después, cuando los de Di Francesco buscaban volver a adelantarse, un contragolpe letal armado por Perisic acabó otra vez entre las botas de Maurito, que se giró en el corazón del área romanista y logró su segundo doblete consecutivo en la Serie A.

    El Roma, desconcertado, se lanzó desesperadamente a por un empate que hasta parece poca cosa por lo construido en el primer tramo del encuentro, pero otro contragolpe, siempre gracias a un gran Perisic, fue la sentencia que firmó Vecino, recibiendo un centro del croata. Ahí se acabó el partido: los de Di Francesco confirmaron tener buen potencial, pero todavía mucho por mejorar sobre todo en defensa, Spalletti y su Inter reforzaron su candidatura al podio de la Serie A, que han empezado con dos victorias rotundas ante Fiorentina y Roma. Casi nada...

    Fuente: AS