Tras la muerte de Davide Astori: otros 10 futbolistas que murieron en actividad

Esta mañana el capitán de la Fiorentina de Italia, Davide Astori, falleció en la habitación del hotel en donde concentraba el equipo y se sumó a la lamentable lista de futbolistas muertos en actividad, junto a Antonio Puerta, Marc-Vivien Foé y Diego Barisone, entre otros.

Un vocero del club explicó que no podía dar más explicaciones de la muerte del jugador “a la espera de la autopsia”. Varios medios italianos señalaron una parada cardíaca durante la noche.

El 8 de agosto del 2009 Daniel Jarque, de 26 años, falleció a causa de una asistolía (Insuficiencia de las contracciones del corazón) en el hotel en donde concentraba el RCD Espanyol de Barcelona. El defensor perdió el conocmiento en la habitación mientras hablaba con su novia por teléfono. En el Mundial que ganó España en 2010, Andrés Iniesta lo homenajeó mostrando una camiseta que decía “Jarque siempre con nosotros”.

El 28 de noviembre del 2004, el joven Lucas Molina de 20 años comenzó a sentirse mal en la casa de su novia y lo trasladaron de urgencia al Hospital Ernesto Sábato. El arquero de Independiente ingresó sin vida, producto de un paro cardíaco. El argentino estaba dando sus primeros pasos en la división mayor del club de Avellaneda y dos días antes de su deceso, su equipo había igualado 2-2 ante Estudiantes por la jornada 17 del Torneo Apertura.

El 25 de enero del 2004, la imagen del húngaro Miklós Fehér inundó todos los medios deportivos. El atacante de 24 años iba a morir después de recibir una tarjeta amarilla, en el encuentro que su equipo, el Benfíca enfrentó al Vitória. El jugador aceptó la cartulina con una sonrisa y mientras se dirigía a su posición cayó inconsciente sobre el césped. Murió por un tromboembolismo pulmonar.

El 28 de agosto del 2007, el defensor Antonio Puerta se desmayó en un partido de liga frente al Getafe y fue atendido en el terreno de juego por el personal médico del Sevilla. Finalmente fue sustituído y en el vestuario volvió a quedar inconsciente. El español de 22 años recuperó el conocimiento y tres días más tarde falleció a causa de una encefalopatía postanóxica y un fallo multiorgánico.

El futbolista de Lanús, Diego Barisone, falleció a los 26 años el 28 de julio del 2015. El defensor embistió con su auto a un camión en la autopísta que une Rosario-Santa Fe mientras se dirigía al entrenamiento matinal. A pesar de que varios testigos intentaron socorrerlo el argentino murió a causa del fuerte impacto

El 26 de junio del 2003, el camerunés de 28 años, Marc-Vivien Foé, colapsó durante la semifinal de la Copa Confederaciones frente a Colombia y a pesar de la ayuda inmediata y los intentos de reanimación murió a causa de un ataque cardíaco como consecuencia de una inflamación en su ventrículo izquierdo.

A los 27 años, ecuatoriano Christian Benítez murió el 29 de julio del 2013 producto de un problema en la arteria coronaria, la que complicaba el bombeo del corazón. No se supo cual era el motivo de su fallecimiento hasta que se hizo la autopcia, ya que aquel problema sólo puede verse después del desceso. “Chucho” fue internado por dolores abdominales en Doha, país en donde estaba asentado tras haber firmado con el Jaish SC.

El 12 de abril del 2012, Piermario Morosini falleció a los 25 años después de sufrir un paro cardíaco en el partido en el que su equipo el Livorno enfrentaba al Pescara. El centrocampista fue trasladado al hospital pero no pudieron salvarlo.

El arquero de 38 años, Choriul Huda murió el 15 de octubre del 2017 tras chocar con su compañero en una pelota dividida en un partido contra el Semen Padang por la Superliga de Indonesia y fue trasladado inmediatamente al hospital, en donde murió algunas horas más tarde.

El alemán Robert Enke del Hannover 96 se suicidó el 10 de noviembre del 2009 al arrojarse a las vías del tren con 32 años. el jugador había estacionado su automóvil a unos diez metros de distancia de las vías, dejó su billetera sobre el asiento del lado del conductor y salió del vehículo sin cerrar con llave. El arquero pasaba por una depresión, producto de la muerte de su hija Lara, de 2 años, a consecuencia de una dolencia cardíaca.

Fuente: Infobae